Crónica parroquial 1 — marzo-septiembre de 2020

Pandemia

Con motivo de la pandemia del coronavirus Covid-19, a partir del mes de marzo de 2020 nuestra comunidad parroquial ha vivido y sufrido las limitaciones y confinamientos que las autoridades sanitarias y religiosas nos han ido indicando, procurando seguir todos los protocolos de actuación a fin de paliar los efectos de esta enfermedad.

Algunas personas de nuestra parroquia y de nuestro barrio han contraído la enfermedad; otros han fallecido por esa causa o sin un acompañamiento familiar digno. Pedimos al Señor y a la Virgen del Socorro por todos ellos. Seguir leyendo Crónica parroquial 1 — marzo-septiembre de 2020

Irracionalidad

VER:

Se atribuye al filósofo Aristóteles la frase: “El hombre es un animal racional”. Pero en los días anteriores y posteriores a la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus se vieron algunos comportamientos irracionales: noticias falsas y bulos que se extendían por las redes sociales y eran creídas, grandes colas en los supermercados para comprar alimentos, acumulación desproporcionada de papel higiénico, personas que aprovecharon el cierre de colegios y empresas para “irse de vacaciones” a lugares de veraneo, personas que salían a hacer deporte, a pasear… Muchos nos preguntábamos cómo era posible esa irracionalidad y que no se entendiera lo que desde los organismos oficiales se estaba indicando a la población, y que algunos reaccionaran mal cuando se les indicaba que cesasen en esos comportamientos.

JUZGAR:

Aunque seamos seres “racionales”, la irracionalidad parece que está acechando para manifestarse, sobre todo en situaciones convulsas o de crisis como la que estamos viviendo. Y el Domingo de Ramos nos muestra una prueba de ese comportamiento irracional en el que demasiado a menudo caemos los seres humanos.

Al conmemorar la entrada del Señor en Jerusalén, leemos el entusiasmo de la multitud, que extendió sus mantos por el camino; algunos cortaban ramas de árboles y alfombraban la calzada. Y la gente que iba delante y detrás gritaba: ¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Viva el Altísimo!… Es Jesús, el profeta de Nazaret de Galilea. Parecía que la predicación de Jesús había arraigado en la gente y respondían a ella, reconociéndole como el Mesías. Pero poco después, en esa misma multitud y también en el propio grupo de los Doce, se manifiestan comportamientos irracionales:

Judas Iscariote fue a los sumos sacerdotes… y andaba buscando ocasión propicia para entregarlo.

En el Monte de los Olivos, los discípulos se duermen sin prestar atención a la angustia de Jesús.

Después de prenderlo, los sumos sacerdotes buscaban un falso testimonio contra Jesús para condenarlo a muerte.

Pedro, que poco antes había dicho a Jesús: Aunque tenga que morir contigo, no te negaré, al verse reconocido por los criados como discípulo suyo, niega tres veces a Jesús: No conozco a ese hombre.

Pilato, a pesar de que sabía que se lo habían entregado por envidia, y de la advertencia de su mujer: No te metas con ese justo… al final tomó agua y se lavó las manos en presencia del pueblo.

El mismo pueblo que había aclamado a Jesús durante su entrada en Jerusalén, ahora grita con el mismo entusiasmo: ¡Que lo crucifiquen! Y lo que es todavía más irracional: ¡Su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos! También son muestras de irracionalidad las vejaciones que Jesús sufrió por parte de los soldados, y las burlas de los sumos sacerdotes, letrados y senadores ante Jesús ya crucificado.

Pero en medio de tanta irracionalidad, también encontramos unas pocas muestras de racionalidad: en primer lugar, la del propio Jesús, fiel hasta el fin. También su grito: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? es totalmente racional, porque como tenía que parecerse en todo a sus hermanos (Hb 2, 17), como verdadero hombre, ante su dolor y sufrimiento sufre la aparente ausencia de Dios.

También encontramos la racionalidad de las mujeres que habían seguido a Jesús desde Galilea para atenderlo y que ahora tampoco lo abandonan. Y la de José de Arimatea, que era también discípulo de Jesús, y acudió a Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús, y se preocupó de ponerlo en el sepulcro.

ACTUAR:

¿Descubro en mí comportamientos o reacciones irracionales? ¿Durante estos días he acumulado alimentos, o he difundido noticias falsas, o no he asumido el confinamiento en casa? ¿Qué rasgos de “irracionalidad” descubro también en lo referente a mi vida de fe, en mi relación con el Señor?

Porque la irracionalidad ante Jesús sigue produciéndose hoy: no acogemos de verdad su Palabra a pesar de saber que es Palabra de vida; no vivimos la Eucaristía como un encuentro con Él, sino como un “precepto”; recibimos muy de tarde en tarde el sacramento de la Reconciliación; no nos interesa conocer mejor al Señor formando parte de un Equipo de Vida y siguiendo una formación cristiana; vivimos la fe de modo individualista y privado… Y por eso, cuando llega una situación de crisis como la actual, o una crisis personal, no es de extrañar que nos comportemos irracionalmente.

Que la Semana Santa que hoy comenzamos, más aún en las circunstancias actuales, nos ayude a ser “racionales” en la vida familiar, laboral, civil… y también en lo referente a la fe, aprovechando los medios que tenemos para permanecer unidos a Jesús, que Él sea el centro en nuestras vidas, en nuestras familias… Como las mujeres, acompañémosle especialmente en su Pasión y, en Él, a todos los que sufren, mostrando con palabras y obras que Dios no les ha abandonado, como no abandonó a su Hijo.

Jesús García Hernández

Feliz Domingo de Ramos

Hoy no tendremos la tradicional bendición de ramos en la puerta del colegio ni nos dirigiremos en procesión hasta el interior de la iglesia, pero nada, ni el virus ni las condiciones que nos han marcado para combatirlo, pueden impedir que hoy sea el día que es. El que conmemora la entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén.
Dice el evangelio de hoy: “Jesús se montó. La multitud extendió sus mantos por el camino; algunos cortaban ramas de árboles y alfombraban la calzada. Y la gente que iba delante y detrás gritaba:
-«¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en el cielo!»
No nos encontraremos recogiendo ramos de olivo ni asistiremos a las misas de la parroquia. Las seguiremos por la televisión.
Pero cada uno de nosotros, desde nuestras casas, nos mantendremos unidos como miembros de la parroquia de Nuestra Señora del Socorro.
Feliz Domingo de Ramos y un abrazo para todos.

José Luis Matínez Ángel

La paz del mundo comienza en el corazón de cada hombre

Las lecturas de este Domingo se centran de un modo particular en la paz, como ese gran bien para el alma y para la sociedad. El Profeta Isaías anuncia que la era del Mesías se caracterizará por la abundancia de este don divino; será como un torrente de paz, como un torrente en crecida, resumen de todos los bienes: el gozo, la alegría, el consuelo, la prosperidad prometida por Dios a la Jerusalén restaurada tras el destierro de Babilonia. Como un niño a quien su madre consuela, así os consolaré yo. Isaías se refiere al Mesías, portador de esa paz que es, a un mismo tiempo, gracia y salvación eterna para cada uno y para todo el pueblo de Dios. La nueva Jerusalén es imagen de la Iglesia y de todos nosotros. Seguir leyendo La paz del mundo comienza en el corazón de cada hombre

Te seguiré donde vayas

Empezando por la historia de Eliseo, las lecturas de hoy nos muestran el tema de la vocación, la misión que a cada uno le encomienda Dios.

En el Evangelio leemos tres situaciones diferentes y las respuestas que parecen paradójicas por parte de Jesús, que no deben tomarse al pie de la letra, sino como una manera expresiva de acentuar la radicalidad del seguimiento que él pide y la urgencia de la respuesta por parte de los llamados, porque hay mucho trabajo y no nos podemos entretener en cosas secundarias. Seguir leyendo Te seguiré donde vayas

Que la lengua humana cante este misterio: la preciosa Sangre y el precioso Cuerpo

Celebramos nuestra fe

23.06.19              Nº 0039

Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

Canto de Entrada

Hacia ti, morada santa,
hacia ti, tierra del Salvador,
peregrinos, caminantes,
vamos hacia ti. Seguir leyendo Que la lengua humana cante este misterio: la preciosa Sangre y el precioso Cuerpo

¡Qué buena noticia, hermanos!

Ha llegado el reino de la vida y ha sido destruido el imperio de la muerte; ha llegado el reino del amor y ha sido destruido el imperio de la injusticia. Ha llegado el día de la salvación, de la paz y de la reconciliación. Ha hecho su aparición un nuevo nacimiento, una vida nueva, un nuevo modo de vida, una transformación de nuestra misma naturaleza. ¿Cuál es este nuevo nacimiento? El de Jesús, el Hijo de Dios.

¡Qué inmenso e infinito amor de Dios hacia nosotros! Nos envía a su Hijo para liberarnos de la esclavitud, enseñarnos la verdad, indicarnos el camino y darnos la vida verdadera; nos enriquece con los tesoros de su gracia y nos hace hijos adoptivos y herederos de la vida eterna. Seguir leyendo ¡Qué buena noticia, hermanos!

Calendario litúrgico: del 5 al 11 de febrero de 2018

Lunes 5
SANTA ÁGUEDA
1Reyes 8,1–7.9–13: Acarrearon el Arca de la Alianza al Santo de los Santos, y la nube llenó el templo del Señor.
Salmo 131: ¡Levántate, Señor, ven a tu mansión!
Marcos 6,53–56: Los que lo tocaban se curaban.
Martes 6
SAN PABLO MIKI y
compañeros mártires
1Reyes 8,22–23.27–30: Declaraste: “Allí estará mi nombre”. Escucha la súplica de tu pueblo Israel-
Salmo 83: ¡Qué deseables son tus moradas, Señor del Universo!
Marcos 7,1–13: Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres..
Miércoles 7
SAN RICARDO
1Reyes 10,1–10: La reina de Saba percibió la sabiduría de Salomón.
Salmo 36: La boca del justo expone la sabiduría
Marcos 7,14–23: Lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre.
Jueves 8
SAN JERÓNIMO
EMILIANISANTA
JOSEFINA BAKHITA
1Reyes 11,4–13: Por no guardar la alianza, voy a arrancar el reino de tus manos; pero daré a tu hijo una tribu, en atención a David.
Salmo 105: Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo.
Marcos 7,24–30: Los perros debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños.
Viernes 9
SANTA APOLONIA
1Reyes 11,29–32:12,19: Israel se rebeló contra la casa de David.
Salmo 80: Yo soy el Señor, Dios tuyo: escucha mi voz.
Marcos 7,31–37: Hace oír a los sordos y hablar a los mudos.
Sábado 10
SANTA ESCOLÁSTICA
1Reyes 12,26–32.13,33–34: Jeroboam fundió dos becerros de oro.
Salmo 105: Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo.
Marcos 8,1–10: La gente comió hasta quedar saciada.
Domingo 11

ORDINARIO
NTRA. SRADE
LOURDES

 

Levítico 13,1–2.44–46: El leproso vivirá sólo y tendrá su morada fuera del campamento.
Salmo 31: Tú eres me refugio; me rodeas de cantos de liberación.
1Corintios 10,31–11,1: Sed imitadores míos como yo lo soy de Cristo.
Marcos 1,40–45: La lepra se le quitó y quedó limpio.